GUERRA, República Dominicana -- Para casi 500 niños de la República Dominicana, la Navidad llegó en la primavera y en vez de vestir su tradicional traje rojo, el Papá Noel vestía azul de los Dodgers.

En el último día de su viaje a la isla caribeña, los directivos de los Dodgers, entrenadores y peloteros de Ligas Menores visitaron la escuela Futuro Vivo, esta escuela ha sido apoyada por la organización por casi dos décadas, en donde han esparcido el amor por los Dodgers a cientos de animados jóvenes.

"Este es el mejor momento de la semana", dijo el gerente general Ned Colletti, quien lideró el grupo de ejecutivos de los Dodgers a un viaje multi facético que incluyó una prueba, un juego interescuadras, una rueda de prensa y varias reuniones de negocios en el Campo Las Palmas, la academia del club en la República Dominicana. "Planeamos venir cada vez que estemos aquí", agregó Colletti.

El grupo de los Dodgers llegó a la escuela Futuro Vivo justo cuando los niños se preparaban para el almuerzo y cuando por fin se acomodaron en sus puestos, escucharon a José Vizcaíno, antiguo miembro de los Dodgers que creció en San Cristóbal.

"Es muy importante trabajar duro y respetar a tus profesores", le dijo Vizcaíno a los niños. "Puedes seguir tus sueños y lograr todo lo que quieras en la vida".

Luego los prospectos de los Dodgers, casi con 10 años más que los niños de escuela primaria, comenzaron a pasar lápices de los Dodgers, cuadernos, tatuajes temporales, loncheras, calendarios, afiches y muñecos de otro dominicano, Rafael Furcal. De hecho, una niña no necesitó de un regalo para demostrar su amor por los Dodgers -- ella orgullosamente vestía una camiseta de dodgers.com que fue entregada en el Dodger Stadium en el 2006.

Después, cuando el grupo de jugadores, entrenadores y ejecutivos del equipo se dirigían al cuarto en donde 100 niños almorzaban, Vizcaíno tuvo un momento difícil -- el niño con quien hablaba no quería comer porque tenía un dolor de cabeza.

"¿Que tal si te la doy?" dijo el antiguo pelotero de Grandes Ligas, y cuando se fijó estaba dándole cucharadas de cominda al niño quien tenía una gran sonrisa.

Entre los entrenadores de los Dodgers que tomaron parte de la visita fue el coordinador en el terreno Antonio Bautista, el manager en Santo Domingo Pedro Mega y el entrenador Tony Mota, el hijo del entrenador de los Dodgers Manny Mota, quien tiene su propia fundación para ayudar a los menos privilegiados en la República Dominicana.

Después del almuerzo, las hermanas Carmelita quienes dirigen la escuela les pidieron a los que están en el equipo de béisbol de la escuela que fueran al salón de al lado, en donde tenían una sorpresa. Luego de que los niños querían ver cuál era la sorpresa, el club repartió más de 50 camisetas de uniforme con el logotípo de Dodgers Dream Foundation y unos guantes nuevos y pelotas nuevas para el equipo.

Todo el grupo posó para una fotografía y orgullosamente mostraron su nuevos guantes y pelotas antes de que los jugadores volvieran al Campo Las Palmas.

Antes de que se cerrara la puerta, una niña llamó la atención del nuevo director de finanzas de la academia, José Castellanos y en vez de pedir un regalo, simplemente hizo una pregunta: "¿Cuándo volverán los Dodgers?"