FILADELFIA - Los Filis están celebrando su primero campeonato de la Serie Mundial en 28 años. Habrá un desfile en la Broad Street, y los fanáticos estarán usando sus gorras y camisetas del 2008 durante mucho tiempo.

Pero en las oficinas centrales del Citizens Bank Park de Filadelfia, ya es hora de pensar en el 2009. Afortunadamente para Filadelfia, el panorama se ve bien positivo.

Prácticamente cada jugador del núcleo del club del 2008 sigue bajo contrato o bajo el control del equipo para el 2009, incluyendo al segunda base Chase Utley, el abridor Cole Hamels, el primera base Ryan Howard y el torpedero Jimmy Rollins. Los únicos integrantes esenciales de los campeones que serán agentes libres son el jardinero izquierdo Pat Burrell-que sería una pérdida considerable para el equipo-y el zurdo veterano Jamie Moyer.

Tampoco es decir que no hay trabajo por hacerse. Para comenzar, habrá que llegar a un acuerdo con Hamels y Howard, quienes estarán elegibles para el arbitraje y que podrían resultar bien caros.

Y aún si vuelve a firmar Moyer-y lo más probable es que sí-a los Filis les caería bien agregar otro abridor de calidad. Y algo tendrá que hacerse en los jardines, ya que pinta que podría irse Burrell.

Pero con todo y eso, el equipo que vuelve para el 2009 se ve bastante impresionante. La rotación abridora, el bullpen y el núcleo de la ofensiva vuelven, y la gran mayoría de esos jugadores están en el mejor momento de sus carreras.

Entre los jugadores que seguirán en Filadelfia, el dominicano Pedro Féliz es el único del lineup regular que tendrá 31 años de edad o más en el 2009. El cerrador Brad Lidge y el relevista boricua J.C. Romero tienen más de treinta, pero en general este equipo no es ni joven ni viejo-está en su apogeo.

El jugador más importante para los Filis en la postemporada, el as zurdo Cole Hamels, también presenta uno de los mayores retos del club. Filadelfia podría tratar de contratar a Hamels con pactos de un año temporada por temporada, como lo han hecho con Howard, o podrían tratar de amarrarlo por mucho tiempo. De cualquier forma, lo importante es que Hamels está bajo el control del equipo para el 2009.

El resto de la rotación está básicamente cuadrado, pero otro brazo podría ayudar. Brett Myers y Joe Blanton vuelven como tercer y cuarto abridores aproximadamente, y Moyer podría regresar. Kyle Kendrick y/o J.A. Happ podrían completar la rotación. Claro, otro brazo de calidad caería bien, pero este quinteto es capaz de ganar.

Del lado ofensivo, podría haber bajas más notables. A Burrell se le ha criticado a veces, pero ha sido buena fuente de poder y de poderse embasar, es un elemento bien positivo en la alineación. Su producción no puede reemplazarse desde el equipo; es decir, la solución no sería mover a Jason Werth al jardín izquierdo y poner a Geoff Jenkins en el bosque derecho.

Pero con todo y eso, se puede argumentar que ningún bateador de los Filis superó las expectativas este año, y hasta podría decirse que algunos estuvieron por debajo. Entonces, sí se sentiría la ida de Burrell, pero tal vez Rollins, Howard y hasta el receptor panameño Carlos Ruiz podrían producir más en el 2009.

El resto de la Liga Nacional tratará de destronar a los campeones en el 2009, y clubes como los Mets, Cachorros, Cerveceros Dodgers y Diamondbacks podrían estar en la pelea. Pero con un fuerte núcleo mayormente de regreso en el 2009, los Filis se ven bien armados, y hay razón para creer que el 2009 será otra temporada ganadora en Filadelf