Los Cardenales y los Bravos tienen mucho en común. Como es de esperarse, ambos equipos hubiesen preferido ganar sus respectivas divisiones para evitar enfrentarse en el partido de vida o muerte que disputarán el viernes. El ganador obtendrá un pase a la Serie Divisional, mientras que el perdedor se va a casa.

Ambos clubes entienden que, por más precaria que sea su situación ahora, es mejor que la alternativa. Como dijo el tercera base de Atlanta, Chipper Jones, "Queríamos salir y ganar la división. Es un poco decepcionante que hayamos terminado en el segundo lugar, pero seguimos con vida (más allá de la temporada regular)".

Todo luce indicar que será el pitcheo lo que decida cuál de los dos equipos avanzará para medirse a los Nacionales en la Serie Divisional de la Liga Nacional a partir del domingo.

Atlanta enviará a la lomita al abridor Kris Medlen, de 26 años de edad. El derecho no hizo su primera apertura de la campaña sino hasta el 31 de julio, pero de ahí en adelante, tuvo foja de 9-0 con promedio de carreras limpias de 0.97. Cedió 57 hits en 83.2 entradas de labor y ponchó a 84 bateadores.

Como si eso fuera poco, Atlanta ha ganado 23 aperturas consecutivas de Medlen, remontando al 2010.

Por San Luis abrirá Kyle Lohse, quien tuvo marca de 16-3 con efectividad de 2.86 durante la temporada regular, reuniendo silenciosamente argumentos para el Premio Cy Young de la Liga Nacional.

El derecho debe de traer un poco más de motivación a este duelo: El 30 de mayo, en su única apertura contra Atlanta desde el 2010, Lohse cedió cinco carreras en cinco innings de labor en lo que fue una de sus aperturas menos eficaces de esa campaña.

El cerrador de Atlanta, Craig Kimbrel, tuvo una campaña increíble. Logró 42 rescates en 45 oportunidades y tuvo efectividad de 1.01. En 62.2 innings, ponchó a 116 bateadores. El mánager de los Bravos, el cubano Fredi González, también tiene un arsenal de brazos fiables - los zurdos Eric O'Flaherty y Jonny Venters y el derecho Chad Durbin - para prepararle la mesa a Kimbrel.

Por su parte, los Cardenales cuentan con el taponero Jason Motte, quien tuvo 49 salvamentos en 49 oportunidades y tuvo promedio de carreras limpias de 2.78.

Otro detallito que podría ser un factor es que últimamente los Bravos han tenido problemas a la hora de anotar carreras. En 17 de sus últimos 34 compromisos de la temporada regular, anotaron dos carreras o menos.

Parte del problema ha sido que el lineup de Atlanta incluye a cuatro titulares que batean a la zurda: Michael Bourn, Brian McCann, Freddie Freeman y Jason Heyward. Pero esa posible desventaja la contrarresta el hecho de que los Cardenales no tienen un relevista zurdo dominante.