NUEVA YORK - Los Orioles sorprendieron a todo el mundo en el 2012, ganando 93 juegos en la temporada regular y desafiando la hegemonía de los Yankees en el Este de la Liga Americana.

El susto que le dio Baltimore a Nueva York se extendió a la primera ronda de los playoffs, pero al final quedó corto por dos carreras la tropa de Buck Showalter en su esfuerzo por eliminar a los Bombarderos del Bronx.

Aunque los Orioles perdieron la Serie Divisional de la Liga Americana 3-2 al caer en el Juego 5 por 3-1 el viernes, deben tener la frente en alto por lo que hicieron este año.

"Son un grupo especial", dijo el dirigente Showalter sobre sus pupilos. "Creyeron uno en el otro. Fueron buenos compañeros y personas de las que pueden estar orgullosas nuestra organización y nuestra ciudad."

Los Orioles, que no terminaban con récord ganador ni mucho menos llegaban a playoffs desde 1997, fueron la revelación de la Liga Americana al clasificar para el comodín y luego eliminar en esa nueva ronda a los poderosos Rangers de Texas, bicampeones del Joven Circuito.

Además, Baltimore jugó tú a tú con los Yankees "imperiales", equipo con la mayor nómina de Grandes Ligas y que ha clasificado para los playoffs en 17 de las últimas 18 temporadas.

Después de empatar la serie particular 9-9 con Nueva York en la campaña regular, los Orioles dividieron los primeros cuatro choques de esta serie antes de caer en el último. Los equipos estuvieron tan parejos que, en un total de 23 partidos este año, la diferencia de carreras a favor de los Yankees fue de solamente cuatro (106-102).

"Son un buen equipo y un club bien resistente", dijo el manager de Nueva York, Joe Girardi. "Tienen un grupo de muchachos que juegan duro y de la manera correcta.

"Nunca se dieron por vencidos. La gente pensaba que desaparecerían, pero nunca lo hicieron."

En el Juego 5 de vida o muerte, Baltimore no pudo con el as de los Yankees, CC Sabathia, quien lanzó juego completo el viernes para eliminar a los Orioles.

"Felicito a los Yankees", dijo Showalter. "Son un gran equipo. Fue un reto competir contra ellos. Al fin y al cabo no pudimos hacer lo necesario."

Aunque el 2012 será recordado como una temporada exitosa en Baltimore, ahora mismo si siente mucho dolor en el nido.

"Destrozado", dijo el derecho mexicano de los Orioles, Miguel Angel González, al describir cómo se sentía luego de la derrota y la eliminación de su equipo. "No pensábamos que esto iba a terminar ahora, pero lamentablemente ése es el béisbol.

"Nosotros dijimos desde el principio que gane el mejor. Teníamos posibilidades de ganar el juego, pero no se hizo."

Una vez pase la decepción, a Showalter y la gerencia sólo les quedará reflexionar sobre lo bueno y prepararse para la próxima temporada.

"(Los jugadores) tendrán ahora un descanso bien merecido", dijo el piloto. "Me divertí más que nunca en Grandes Ligas al ver cómo jugaron todos los días y cómo subieron el estándar en Baltimore. Todo fue de ellos. Para ellos fue importante cumplir con las expectativas, para sus compañeros."