(AP)

SAN FRANCISCO - Esta Serie Mundial aún no ha terminado.

Los Gigantes todavía no han ganado nada y los Tigres no se van a rendir.

Los aficionados de los Tigres necesitan estar preparados para darle el respaldo masivo a su equipo la noche del sábado.

Instantes después de que los Gigantes vencieran el jueves por la noche para sacar una ventaja de 2-0 en la serie al mejor de siete encuentros, los peloteros de Detroit se mantuvieron perseverantes y se repitieron esos pensamientos positivos. Los Tigres están abajo en la serie, pero conservan el optimismo y la determinación de que entrarán de nuevo en la columna victoriosa.

"Tenemos que seguir positivos'', proclamó el tercera base venezolano Miguel Cabrera. "No hemos bateado como deberíamos hacerlo y las cosas no han salido bien, pero nos espera otro juego. Tenemos que tratar de ganar en casa y ojalá podamos igualar esta serie''.

Dependerán del derecho venezolano Aníbal Sánchez para guiarlos hacia ese sendero. De los 52 equipos que han tomado una ventaja de 2-0 al arrancar la Serie Mundial, 41 han capturado el trono absoluto. Los Gigantes comenzaron 2-0 frente a los Rangers en el 2010 y conquistaron el Clásico de Octubre en cinco juegos.

"Ellos están jugando buena pelota'', admitió el dirigente de los Tigres, Jim Leyland. "Se desempeñan como suelen hacerlo los Gigantes y eso lo esperábamos. Son buenos. Son realmente buenos''.

En cuanto a Sánchez, tiene marca global de 3-1 y efectividad de 1.98 en cinco aperturas frente a los Gigantes. Tuvo regirstro de 5-7 y efectividad de 3.94 con los Marlins antes de ser canjeado a los Tigres. Con Detroit sumó registro de 4-6, con promedio de carreras limpias permitidas de 3.74.

Ryan Vogelsong comenzará el tercer juego por los Gigantes.

"Una vez [Sánchez] se mete en su zona de comodidad ha trabajado absolutamente bien, muy bien'', analizó Leyland. "Es un pitcher bueno, muy bueno y ha lanzado -toco madera- bastante bien frente a los Gigantes. Fue una fabulosa adquisición para nuestro equipo''.

A los Tigres les urge otra presentación sólida de Sánchez porque tienen las matemáticas en contra. Quizás el tiempo extra de descanso entre la Serie de Campeonato de la Liga Americana y el Clásico de Octubre le haya quitado parte del impulso que traían los felinos de la Ciudad Automotriz.

"Creo que ahora podemos decir que esos cinco días sí nos afectaron'', expresó Cabrera. "Nuestro ritmo no es el mismo que teníamos cuando enfrentamos a los Yankees y a los Atléticos. Pero tenemos que seguir viento en popa.

"Ojalá estos juegos nos permitan regresar y meternos en la pelea y ojalá no sea demasiado tarde para que podamos igualar e irnos adelante en casa''.

Cabrera estará listo. Más le vale. El ganador de la Triple Corona del bateo de la Liga Americana promedia .200 en la serie y ha impulsado solamente una carrera.

"He consumido algunos turnos buenos, he pegado varias líneas y he recibido algunos boletos'', comentó el antesalista venezolano. "No quiero expander la zona de strike. Solamente nos queda esperar que las cosas marchen de nuevo por nuestro rumbo. Espero que recuperemos nuestro ritmo''.