José Reyes. (Mario Emilio Guerrero)

TAMPA, Florida -- José Reyes siempre ha dicho presente a la hora de representar al país en el Clásico Mundial de Béisbol, de ahí que esté en su tercera aparición en el evento multinacional.

Al respecto, el estelar torpedero de los Azulejos de Toronto declaró para la sección El Deporte de Listín Diario, que "nunca diré que no y mientras pueda, estaré dispuesto a defender los colores de mi Patria". "Representar a la República Dominicana es un honor y me siento privilegiado de integrar el seleccionado criollo", destacó.

Reyes reveló que espera tener una buena actuación en el Clásico, porque comenzó desde varios meces atrás a preparase para participar en la justa.

"Desde noviembre estoy entrenando, porque sabía que iba a jugar en el certamen, de ahí que esté confiado en que podré ayudar al equipo con mi bate y mi guante", declaró.

Expuso que "tengo la intención de jugar tanto en el campo corto, como en la tercera base, cuando el dirigente así lo considere".

"Incluso, si tengo que ser bateador designado, estaré en ese rol, porque aquí la meta es ganar y todos debemos hacer cualquier sacrificio para alcanzar esa meta", proclamó.

Manifestó que "este es un buen núcleo de jugadores y hay mucha armonía entre los muchachos y sobre todo, grandes deseos de conquistar la corona de campeones".

En el primer partido de fogueo del equipo dominicano frente a los Filis de Filadelfia, el pasado martes, Reyes bateó de 3-2, con un jonrón, dos carreras remolcadas y una anotada.

El miércoles, ante los Yankees de Nueva York, conectó de 4-2 y pisó el plato en una ocasión.