Mark Appel (AP)

SECAUCUS, Nueva Jersey, EE.UU. -- Los Astros no pudieron resistirse esta vez a Mark Appel.

Houston reclutó el jueves a Appel, de la Universidad de Stanford, como la primera selección del "draft" de las Grandes Ligas.

Appel fue considerado favorito para ser la primera selección el año pasado, pero Houston no reclutó al joven, nacido en esta ciudad, y en vez de ello se hizo de los servicios del campocorto boricua Carlos Correa, de 17 años. Appel quedó como la octava selección, en Pittsburgh, pero rechazó una oferta por 3,8 millones de dólares y regresó a Stanford para jugar una última temporada.

La decisión parece haber dado frutos a Appel, un derecho cuya recta alcanza las 95 millas por hora. Tuvo una foja de 10-4 y una efectividad de 2.12, con 130 ponches, en 106 innings y un tercio de labor este año.

"Hablé con él y le dije, `bienvenido a casa'", relató el gerente general de los Astros, Jeff Luhnow. "Todo niño sueña con ser elegido primero en el draft y con jugar en el equipo de su ciudad natal. No puede haber algo mejor. También para nosotros ésta fue una gran oportunidad".

Appel devengaría unos 2 millones de dólares más respecto de la cifra que habría obtenido con los Piratas.

"No creo que necesariamente hubiera tenido una meta en mente cuando rechacé la oferta de los Piratas", dijo el lanzador, quien cuenta también con un complicado slider y va mejorando en el cambio de velocidad. "Mi meta era terminar los estudios y ser un mejor pelotero, una mejor persona y un mejor compañero. Hasta ahora, creo que he logrado eso".

El plazo para que los equipos contraten a los reclutados en el draft vence el 12 de julio, pero no se aplica a Appel, porque es un estudiante del último año.

El reclutamiento, realizado en tres días y 40 rondas, comenzó el jueves por la noche, en los estudios de la MLB Network.

Los Cachorros de Chicago, que tenían la segunda selección, eligieron al antesalista Kris Bryant, de San Diego, quien lideró la División I del béisbol colegial con 31 jonrones en esta temporada.

El lanzador derecho Jonathan Gray, de Oklahoma, fue la tercera selección, que correspondió a los Rockies de Colorado. El poderoso pitcher llevó a los Sooners a las finales regionales de la NCAA, con una foja de 10-2, una efectividad de 1.59 y 138 ponches en 119 innings. Lanza una recta que puede llegar a las 100 mph.