Francisco Rodríguez

MIAMI -- Los Cerveceros activaron al relevista Jim Henderson de la lista de lesionados el domingo, pero no lo designaron como cerrador-puesto que había ocupado antes de ausentarse.

En vez de eso, Milwaukee decidió dejar al venezolano Francisco Rodríguez con la responsabilidad del noveno episodio. "El Kid" está a dos juegos salvados de llegar a 300 en su carrera de Grandes Ligas, pero el manager de los Cerveceros, Ron Roenicke, afirmó que eso no tuvo nada que ver con su decisión.

"Hablé con Jimmy cuando regresó", dijo Roenicke. "Queríamos darle una entrada por ahí, por dos motivos: Uno, podría estar un poco 'oxidado'. El otro es que aunque tiró un inning en Appleton (sede de la sucursal de Clase-A de los Cerveceros), la intensidad es diferente cuando estás aquí en una situación de cerrar. No quiero (que vuelva a lastimarse)."

Roenicke también reconoció la calidad que ha exhibido Rodríguez últimamente.

"Frankie está tirando la bola bien, entonces no tengo problema con que él sea nuestro cerrador ahora mismo. No quiero hacer esto sólo por sus números. Quiero hacer esto porque está tirando bien la bola para que ganemos juegos con él (cerrando) por un tiempo y tal vez ponga a Henderson en el octavo par de veces."

Rodríguez valora la oportunidad. El venezolano salvó 23 juegos en la primera mitad del 2011 por los Mets, quedando a nueve de 300 rescates en su carrera. En la segunda mitad de dicha temporada-luego de ser cambiado de los Cerveceros a los Mets--y durante la mayor parte del 2012, Rodríguez fue preparador del taponero John Axford en Milwaukee.

Se le dio la oportunidad de cerrar en julio pasado, pero malogró par de oportunidades de salvamento en Filadelfia y fue sacado de dicho rol. Rodríguez fue firmado de nuevo por Milwaukee en abril, a un contrato de liga menor, y subido al equipo grande en mayo. Ante la lesión de Henderson, el venezolano aprovechó para volver al papel de taponero y lo ha hecho muy bien hasta ahora.

Rodríguez lleva cuatro rescates en igual número de oportunidades desde que se lastimó Henderson. Está tercero en salvamentos entre los lanzadores activos y se acerca a convertirse en el 25to pitcher en alcanzar los 300 juegos salvados.

"Esta es una oportunidad que he esperado durante mucho tiempo", dijo Rodríguez. "Definitivamente, no quiero defraudar (a los Cerveceros). Quiero seguir lo que vengo haciendo, continuar agresivo y retirar a los bateadores lo más rápido posible.

"Estoy tratando de no ser demasiado fino", agregó. "Estoy atacando a los bateadores y retirándolos. Esa es la mentalidad que tengo desde que llegué aquí, atacar y fulminarlos. Nada más."