Por primera vez en 52 años se transmitió un partido de Grandes Ligas en Cuba. (AP)

LA HABANA -- El primer partido de béisbol estadounidense que se transmite por la televisión de Cuba en 52 años dejó una mezcla de sorpresa y frustración entre la afición isleña.

La transmisión fue de un juego que se había disputado hace casi dos meses y entre dos equipos en los que no hay peloteros cubanos en sus alineaciones.

El programa "Béisbol internacional" transmitió el domingo en la noche el cotejo del pasado 3 de mayo cuando los Nacionales de Washington vencieron 3-1 a los Bravos de Atlanta.

"Es interesante ver cómo juegan, pero no puedo decir que me motiva mucho porque no conozco a ningún jugador", comentó a la AP Diego Sierra, aficionado al béisbol jubilado, de 67 años. "Me gustaría mucho ver a los cubanos, ver cómo se desarrollan en esa pelota, ver realmente el nivel" de la pelota cubana.

El juego salió al aire completo, sin cortes publicitarios.

En la actualidad son varios los cubanos que brillan en equipos de las Grandes Ligas. Están Yasiel Puig, actual sensación de Los Dodgers de Los Angeles, Aroldis Chapman de los Rojos de Cincinnati, Alexei Ramírez de las Medias Blancas de Chicago y Yoenis Céspedes de los Atléticos de Oakland, entre otros.

"Béisbol Internacional" comenzó a salir hace cuatro meses por el canal deportivo de la televisión cubana, de corte estatal, mostrando las ligas de béisbol profesional de Corea del Sur, Japón, Taiwán, así como de algunos países latinoamericanos como México.

Pero de Grandes Ligas solo se veían las mejores jugadas y algún resumen de un cotejo. Hasta este domingo nunca se había mostrado un partido completo.

La novedad es que se trata de béisbol de Grandes Ligas de Estados Unidos porque en Cuba la televisión cubana transmite desde hace muchos años los partidos de fútbol de las ligas extranjeras, en particular la española con la rivalidad entre Barcelona y Real Madrid, también se pueden ver encuentros de básquetbol de la NBA.

El conductor del programa, Rodolfo García, invitó a los televidentes a "aprender de lo bueno" cuando presentó el Nacionales y Bravos. García e despidió diciendo: "hemos disfrutado un buen juego de béisbol, nos volvemos a encontrar dentro de siete días".

"Yo soy fanática de Industriales (el equipo de la capital). Este juego lo miré unos 45 minutos, pero no le vi gran cosa", expresó Margarita Román, de 46 años. "Además no había cubanos, eso es lo que nos interesa a nosotros, pero las cosas están cambiando así que espero que el próximo paso es poner un partido con nuestros compatriotas y si puede ser en vivo mejor".

"Es bueno que todo el pueblo pueda mirar estos juegos", manfiestó Juan Delgado, de 36 años. "Aunque los aficionados como yo nunca lo dejamos de ver porque conseguimos los vídeos y así seguimos a nuestros peloteros".

El cerrojo se abrió en un momento en que Cuba acaba de dar varios pasos coqueteando con el deporte rentado. La Federación Cubana de béisbol anunció hace poco el regreso de la isla a la Serie del Caribe en febrero del próximo año después de 53 años de ausencia. Unos días después informó el fichaje de tres peloteros cubanos por los Piratas de Campeche, en la Liga profesional de béisbol de México.

Mientras en boxeo se dio a conocer de la participación de los pugilistas de Cuba a la Serie Mundial de Boxeo, torneo semiprofesional de la Asociación Internacional de Boxeo Amateur.

Dos años después del triunfo de la Revolución cubana en 1959 encabezada por Fidel Castro, el deporte profesional en la isla fue abolido.