Tony Gwinn en la Serie Mundial de 1998. (DOUG MILLS/AP)

PURCHENA - San Diego comienza el mes de Agosto con una serie de interliga muy emotiva. El enfrentamiento con los Yankees nos trae a la memoria aquellas mágicas Series Mundiales de 1998, en la que fue la mejor temporada de los Padres en su historia.

Una temporada de ensueño de la que se cumplen ya 15 años. Los Padres, recientemente rindieron homenaje a los jugadores protagonistas de aquella temporada en la que se lograron más victorias que nunca, por encima incluso de la temporada 1984. 98 victorias en la temporada regular, más siete triunfos más en la postemporada, venciendo primero a los Astros de Houston y después a los Bravos de Atlanta, antes de caer barridos en las Series Mundiales que nos enfrentó a los Yankees de Nueva York.

Ahora la situación en la que ambos equipos llegan a esta serie, es muy distinta a que vivieron en 1998, cuando se vieron las caras en el clásico de Octubre. Ambos equipos llegan en cuarta posición de sus respectivas divisiones y a más de ocho victorias de la cima. Lo que sí es cierto es que llegan a esta serie con una clara en lo que al balance de victorias se refiere. Los neoyorquinos llevan 56 victorias, con un porcentaje de victorias .523, mientras que San Diego tan solo cuenta con 50 triunfos y un porcentaje de victorias de .459.

Para compensar este hecho, hay que destacar que los Padres están en racha desde que se disputó el Juego de las Estrellas. Tan solo Sant Louis ha logrado vencer en una serie a los Padres desde entonces, mientras que Milwaukee, Arizona y Cincinnati contaron por derrotas sus enfrentamientos con San Diego.

De momento hay instalado en el quipo, un halo de optimismo tras los últimos juegos disputados, que ha deparado un balance positivo de victorias en el segundo tramo de mes, en la que se han logrado ocho victorias.

Más aun después del terrible comienzo de Julio que San Diego tuvo y que complicó sobre manera las opciones de los Padres en esta temporada, con un pobre balance de tan solo dos victorias en los primeros 14 juegos del mes.

Pero dejando al margen todo esto, la serie que tendrá lugar en el Petco Park, es una serie con encanto del pasado, con aroma a una temporada que siempre ha sido inspiración para los Padres y que supuso la última vez que se logró el título de la Nacional.

Este fin de semana, estarán en el recuerdo de la fanaticada peloteros tan emblemáticos como Andy Ashby, Kevin Brown, Trevor Hoffman, Tony Gwynn y Greg Vaughn (todos ellos All-Star). En el recuerdo estarán las victorias e ilusiones que se generaron aquel año, con ello la esperanza de volver a vivir otra temporada tan mágica como aquella.

Y con esos recuerdos la esperanza de poder volver a vivir lo que se pudo vivir en 1998 y también en 1984. La esperanza de poder volver a enfrentarnos a un equipo de la Liga Americana en el mes de octubre.

Hasta pronto desde España

 

***

Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego, padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS, así como a través de PADRES HISPANOS EN FACEBOOK y a través de twitter en @BerkutMartin.