Ryan Braun.

NUEVA YORK -- Un mes después de admitir que cometió "errores", Ryan Braun finalmente reconoció que se dopó en 2011, el año en el que ganó el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

El suspendido toletero de los Cerveceros de Milwaukee, en una declaración difundida el jueves por su equipo, que usó una crema y píldoras con sustancias prohibidas mientras se recuperaba de una lesión.

"Fue un enorme error del cual me siento profundamente avergonzado y yo agravé la situación al no reconocer mis errores de inmediato", dijo Braun.

Braun dio positivo por elevados niveles de testosterona tras un juego de postemporada en octubre de 2011, pero su suspensión de 50 juegos fue revocada cuando un juez de arbitraje dictaminó que el manejo de la muestra de orina no cumplió con el protocolo.

El jugador ofreció disculpas al empleado --Dino Laurenzi-- que tomó la muestra de orina, a sus compañeros de equipo y al comisionado de las mayores, Bud Selig.

"Yo soy el único que debe cargar culpa. Yo sé que en el último año y medio cometí graves errores tanto en la información que no supe compartir durante mi audiencia de apelación y las declaraciones que formulé a la prensa posteriormente", indicó Braun. "He decepcionado a gente que me conoce bien, gente que me defendió porque creyeron en mí en todo momento. No dije la verdad. Durante mucho tiempo, estuve en un estado de negación y me convencí que no había hecho nada malo".

Braun aceptó el mes pasado una suspensión de 65 juegos, consecuencia de la investigación de Grandes Ligas en la trama de dopaje de la clínica Biogenesis en Florida.

Aunque Braun se responsabilizó totalmente de sus acciones, la declaración deja aún varias preguntas sin responder.

Entre ellas: ¿Quién suministró a Braun las sustancias para mejorar el desempeño y de dónde provinieron? ¿Cuál fue la sustancia exacta en los productos? ¿Sabía él que la crema y pastillas estaban contaminadas cuando las utilizó?

"Al presentarme cuando lo hice y renunciar a mi derecho de apelar cualquier sanción que fuera a ser impuesta, sabía que estaba tomando la decisión correcta y dando el primer paso en la dirección correcta. Fue importante para mí comenzar mi suspensión inmediatamente para minimizar la carga en todos a quienes había afectado tan negativamente: mis compañeros de equipo, la organización entera de los Cerveceros, los aficionados y a todas las Grandes Ligas".

Braun fue el primero de 14 jugadores castigados este año como resultado de la investigación a Biogenesis. Doce aceptaron una suspensión por 50 partidos, incluido un trío de participantes en Juego de Estrellas: el jardinero dominicano de los Rangers de Texas Nelson Cruz ; su compatriota Jhonny Peralta, campocorto de los Tigres de Detroit, y el torpedero nicaragüense Everth Cabrera, de los Padres de San Diego.

Alex Rodríguez, tercera base de los Yanquis de Nueva York, está apelando su suspensión de 211 juegos por violaciones a el programa antidopaje y al contrato laboral.

En su reunión inicial con investigadores de la organización de Grandes para discutir el caso Biogenesis, Braun se negó a responder preguntas; pero en el comunicado, dijo que dio curso a una segunda sesión en la que admitió su culpabilidad y comenzó a discutir una sanción.

La asociación de jugadores argumentó que el asunto fue manejado inapropiadamente, y el árbitro Shyam Das revocó el castigo el 23 de febrero del año pasado.

Durante una conferencia de prensa al día siguiente en el terreno de juego en el estadio de entrenamiento de primavera de Milwaukee en Phoenix, Braun proclamó que había sudi reivindicado y después de ello su abogado criticó a Laurenzi cuando se defendió él mismo.