TORONTO -- R.A. Dickey lanzó hasta la séptima entrada, el dominicano José Reyes fue la chispa de la ofensiva de Toronto, y los Azulejos dejaron atrás una racha de 10 derrotas consecutivas ante los Yanquis de Nueva York, al vencerlos el lunes por 5-2.

Alex Rodríguez conectó el jonrón número 650 en su carrera, un leñazo que abrió la quinta entrada, pero los Yanquis cayeron por novena ocasión en 13 juegos como visitantes este mes. Rodríguez está a 10 vuelacercas de alcanzar a Willie Mays, el cuarto en la lista histórica de los mejores jonroneros.

De lograrlo, el antesalista de los Yanquis se haría acreedor de una bonificación de seis millones de dólares.

Derek Jeter se fue sin hit en su regreso a la alineación de Nueva York. El capitán, que comenzó como campocorto y bateó segundo, se fue de 3-0 con un boleto y un rodado para doble matanza en el tercer acto.

Reyes recibió un pasaporte y anotó en el tercer episodio, además de pegar un doble y anotar durante un racimo de tres carreras en el quinto. Los Azulejos vencieron a los Yanquis apenas por segunda ocasión en 14 enfrentamientos en esta temporada.

Toronto había perdido 10 encuentros seguidos ante su rival de división, después del 21 de abril, cuando se impuso por 8-4.

Dickey (10-12) permitió dos carreras, una de éstas limpia, así como seis imparables, en seis innings y un tercio. El nudillero tenía foja de 0-1 y efectividad de 4.50 en sus tres aperturas anteriores.

Fue el primer triunfo de Dickey sobre los Yanquis desde el 21 de mayo de 2011, cuando jugaba con los Mets de Nueva York.

El derecho Phil Hughes (4-13) permitió cinco carreras, de las que cuatro fueron limpias, además de siete hits en cuatro entradas y dos tercios. Tiene un récord de 0-6 y un promedio de carreras limpias admitidas de 5.84 en sus últimas nueve aperturas.

Por los Yanquis, los dominicanos Robinson Canó de 4-0 con una impulsada, Alfonso Soriano de 4-1.

Por los Azulejos, los dominicanos Reyes de 3-1 con dos anotadas, Edwin Encarnación de 3-1 con una anotada y dos empujadas, Moisés Sierra de 2-0 con una remolcada.