César Hernández (AP)

FILADELFIA - Los Filis creen que el venezolano César Hernández tiene la clase de herramientas necesarias para convertirse en un jugador de todos los días a nivel de Grandes Ligas.

El problema es que el joven de 23 años ha subido por el sistema de Filadelfia como intermedista y, con la extensión de contrato de Chase Utley, dicha posición parece estar en manos del veterano por lo menos durante las próximas dos temporadas.

Con la meta de acelerar su ascenso a Grandes Ligas, Hernández-quien debutó en las mayores el 29 de mayo-se dedicó a aprender a jugar en el jardín central a su regreso a liga menor. Ahora que estamos en septiembre, Hernández ha vuelto al equipo grande-como jardinero.

"Estoy bien contento de estar de regreso", dijo el oriundo de Valencia. "Es un reto, pero me he sentido bien en el jardín central. Aún puedo jugar en el infield y al mismo tiempo sentirme cómodo en el jardín central".

Este año, Hernández bateó .309 en 104 por Triple-A Lehigh Valley. Conectó par de jonrones y empujó 27 carreras, pero sus nueve triples sacaron a relucir su velocidad. En la gerencia de los Filis se pensó que su alcance a la defensa sería mejor utilizada en el bosque central, así que empezó a jugar en dicha posición. Sin embargo, siguió con una buena cuota de tiempo en la segunda base.

"Cuando se fue de aquí hace dos meses, la idea era darle otra posición, para aumentar su currículum", dijo el manager interino de los Filis, Ryne Sandberg. "El jardín central era lo lógico por su velocidad y su alcance. Tiene un buen paso y parece haberse adaptado bastante bien.

"Este es otro reto para él, pero también es una buena oportunidad de ver su progreso.

"Tiene un bate por encima del promedio para su edad", continuó el capataz. "Le batea bien a los canales y para su corpulencia, tiene algo de poder. Sabe dar buenos swings. Lo veo en un principio como un jugador de la banca y como titular ocasional, pero para hacer eso hay que ser versátil. De eso se trata el experimento en el jardín central".