Jhonny Peralta. (Ben Margot/AP)

BOSTON - Por tercera vez en los últimos cuatro partidos de esta postemporada, Jhonny Peralta fue colocado como titular en el jardín izquierdo de los Tigres.

El dominicano, novicio en dicha posición luego de que el cubano José Iglesias se estableciera como torpedero de Detroit, tiene la tarea de lidiar con las inusuales dimensiones del Fenway Park para el Juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana entre los Tigres y los Medias Rojas.

El manager de los felinos, Jim Leyland, quiso restarle importancia al reto que enfrenta Peralta.

"No estamos dándole mucha importancia a eso", dijo el piloto, quien ha expresado en repetidas ocasiones que quiere el bate de Peralta en el lineup. "Todo el mundo está hablando mucho de eso".

Por supuesto, con la pared denominada el "Monstruo Verde" del jardín izquierdo del Fenway, a apenas 310 pies del home plate, hay menos terreno que cubrir. Pero también hay que medir los elevados y decidir rápidamente si son atrapables o si van a chocar con esa pared de 37 pies de altura. El jardinero que tenga poca experiencia allí puede confrontar problemas. Y en el caso de Peralta, se trata de un pelotero que acaba de convertirse en guardabosque, luego de jugar toda su carrera en el cuadro interior.

"Es un poco complicado jugar con esa pared ahí", reconoció Leyland. "Los Medias Rojas lo hacen mejor porque están acostumbrados a eso. Simplemente hay que hacer lo mejor que se pueda".

Peralta, suspendido por 50 juegos en la recta final de la temporada regular por su vínculo con la Clínica Biogénesis, bateó de 11-5 desde que fue devuelto al lineup titular por Leyland durante la Serie Divisional contra los Atléticos. En dicha ronda conectó jonrón y doble, empujó cinco carreras y tuvo OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de 1.167.