Doug Fister. (Paul Sancya/AP)

DETROIT - Cuando un equipo envía al montículo a Aníbal Sánchez, Max Scherzer y Justin Verlander-como lo hicieron los Tigres en los primeros tres partidos de la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Medias Rojas-habrá mucho fuego con lanzadores que con consistencia alcanzan velocidades por encima de las 95 millas por hora en su recta.

Para el Juego 4 de la serie el miércoles en el Comerica Park Detroit se irá con su cuarto abridor, un contraste total en cuanto a estilos se refieren: Doug Fister.

"Obviamente, Fister ha hecho un gran trabajo por nosotros desde que hicimos el cambio con Seattle (a mediados del 2011). "Es diferente a los que han visto (los Medias Rojas) en los primeros tres partidos. Él depende más del contacto, con una excelente curva y un cambio de velocidad con buen movimiento".

Fister promedia menos de 90 millas por hora en su recta, según FanGraphs.com. Terminó la temporada regular como el único integrante del cuarteto de la rotación de los Tigres para estos playoffs que no tuvo más de 200 ponches (159 en 208.1 innings).

"No soy un lanzador de ponches", dijo Fister. "Salgo a provocar los rodados. Ese es mi trabajo. Quiero provocar un 'contacto malo' lo más posible en los primeros tres pitcheos del conteo".

Tal como afirmó Leyland, el derecho de 29 años depende más de sus pitcheos secundarios que de la recta para sacar los outs, lo cual ha hecho con bastante eficiencia como integrante de Detroit desde el 2011. En el 2013, Fister tuvo marca de 14-9 con efectividad de 3.67 en 32 aperturas.

En su única salida en estos playoffs hasta ahora, el diestro dio la cara por los felinos cuando el equipo enfrentaba la eliminación. El 8 de octubre aquí en el Comerica, Fister tuvo suficiente para mantener en el juego a los Tigres al concederle tres carreras a los Atléticos en 6.0 entradas. Ahora pretende frenar al fuerte lineup de los Medias Rojas.

En la temporada regular, Fister tuvo 1-1 con promedio de carreras limpias de 5.23 ante los Patirrojos. El 21 de junio fue apaleado aquí por los Medias Rojas, concediendo 11 hits y seis carreras en apenas 3.1 episodios. Pero el 2 de septiembre en Boston, Fister dejó en blanco a la tropa de John Farrell en 7.0 innings, permitiendo sólo cuatro hits para adjudicarse la victoria.

"Creo que mucho tuvo que ver con el hecho de ejecutar", dijo Fister al hablar de su buena salida en el Fenway Park. "Mantuve la bola bajita y no caí en un patrón.

"Sus bateadores son muy inteligentes. Nos hemos visto mucho. Será cuestión a salir a ejecutar y que todo el mundo haga su trabajo".

Efectivamente, Fister-con su estilo aparte--quiere hacer su trabajo y poner su granito de arena en un grupo de abridores de los Tigres que ha sabido marear a la oposición con sus brazos de poder.

"Para mí es honor ser parte de esta rotación", dijo. "Contamos con muchachos que han alcanzado grandes niveles de éxito. Es un honor para mí estar aquí".