La estrategia de los managers cambiará con el uso extendido del video. (Matt Slocum/AP)

LAKE BUENA VISTA, Florida - La labor de los managers durante el juego está cerca de ser aun más exigente.

Las Reuniones Invernales llegaron al final el jueves, pero en unas semanas, los dueños de los equipos de Grandes Ligas se reunirán en Arizona para su junta cuatrimestral. Se espera que uno de los temas a tratar sea la aprobación definitiva de la expansión de la repetición instantánea. Y mientras aún quedan varios detalles por acordar, algo cierto es que la mayoría de las revisiones en video se derivarán de las apelaciones hechas por el manager.

También es posible que la regla le permita a un timonel hacer sólo una apelación por juego, aunque podría mantener ese derecho si la marcación es a favor de su equipo.

Apelar o no apelar, esa será la cuestión. Dicha maniobra hará que la estrategia de juego del capataz se modifique.

Un dirigente expuso una situación hipotética: Los primeros innings de un juego sin carreras. Dos outs nadie en base. El bateador del equipo rival conecta un roletazo al hueco del campo corto. La jugada en la inicial es bien cerrada pero el umpire marca safe, pero el manager está bien seguro de que la jugada fue out. Al decidir que no apelar debido a que el juego apenas comienza, deja que la marcación proceda. "Luego conectan dos hits "podriditos" y un cuadrangular y de la nada estás abajo en la pizarra 4-0 y deseando haber apelado esa jugada en la inicial", indicó.

El timonel de los Medias Blancas Robin Ventura dijo: "Hay partidos en los que una sola jugada dicta el resultado para uno u otro lado. Estamos en el punto que, en cuanto a los avances de la tecnología se refiere, podemos hacer que una jugada dudosa se marque correctamente. Y al final, eso es lo que más importa. Solo queremos que se haga justicia. Estoy a favor".

El plan es aprobar el nuevo reglamento cuando los dueños se reúnan el 16 de enero de Paradise Valley, Arizona, luego de pactar con los sindicatos de umpires y jugadores.

El comisionado Bud Selig se opuso durante mucho tiempo a las revisiones por video, que fueron implementadas por la NFL en 1986, la NHL en 1991, la NBA en 2002 y Wimbledon en 2006. Incluso la Serie Mundial de Pequeñas Ligas empezó a usarlas en 2008.

Grandes Ligas comenzó a utilizarlas en agosto de 2008, pero de forma limitada: Sólo para decidir si un jonrón en realidad superó la valla o la línea de foul.

Ahora, casi todas las decisiones pueden ser revisadas, excepto bolas y strikes, swings acortados y algunos fouls.

"Jugadas de out o safe en primera, batazos en terreno bueno o de foul por las bases, jugadas de out en las bases, todas están incluidas", comentó el director de operaciones de Grandes Ligas, Rob Manfred.

Así que no habrá más decisiones desastrosas, como la de Don Denkinger en primera base que cambió el rumbo del sexto partido de la Serie Mundial de 1985, o el error de Jim Joyce que le costó al venezolano Armando Galarraga un juego perfecto en 2010.

"Queremos tomar la decisión correcta en las jugadas, en las que realmente importan", indicó Manfred.

Manfred dijo que cuando un manager quiera apelar una jugada, le dejará saber a un umpire, y un equipo técnico en Nueva York se encargará de revisarla y de avisarle la decisión final al umpire principal del partido.

Si los managers se quedan sin apelaciones, los umpires probablemente podrían pedir una revisión por su cuenta.