Yasiel Puig. (AP)

LOS ANGELES -- Los Dodgers están "muy decepcionados" con la conducta del jardinero Yasiel Puig por su conducta tras ser arrestado por manejar a exceso de velocidad.

La conducta de Puig "es un asunto serio para nosotros" señaló el equipo en un comunicado emitido el domingo. Los Dodgers dijeron que seguirán educando al jugador de 23 años que desertó de Cuba y ha tenido problemas para conducirse fuera del campo.

Puig fue arrestado por la patrulla de caminos el sábado en Naples, Florida, por conducir a más de 170 kilómetros por hora (110 millas) en una zona donde el máximo permitido es de 110.

Las autoridades dijeron que Puig fue detenido y llevado a la cárcel del condado de Collier por conducir en forma imprudente. Puig vive en la zona de Miami durante el receso de la temporada de grandes ligas.

En abril, cuando aún estaba en ligas menores, Puig fue acusado de manejar en forma negligente y de conducir con exceso de velocidad. La policía de Chattanooga, Tennessee, lo sorprendió manejando a 156 kph (97 mph) en una zona de 80 kph (50 mph). Los cargos fueron desechados en noviembre después de que Puig completó un servicio comunitario en Los Ángeles.

Puig fue una sensación instantánea con los Dodgers la temporada pasada, bateando para promedio de .319 con 19 jonrones y 42 carreras impulsadas. Los ayudó a llegar a la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, donde perdieron ante los Cardenales de San Luis, y quedó en el segundo lugar de la votación para el premio al Novato del Año.

En junio de 2012, Puig firmó un contrato de siete años por 42 millones de dólares, un récord para un desertor cubano. La temporada pasada recibió un bono por firma de 12 millones de dólares y ganó dos millones de dólares.