Fredi González. (Mark J. Terrill/AP)

ATLANTA - El cambio está en el aire con la llegada del Nuevo Año. Con la salida este invierno vía agencia libre de Tim Hudson y Brian McCann, los Bravos perdieron a los dos jugadores que tenían más tiempo con el equipo y alteraron ligeramente la apariencia de un roster que, por primera vez desde 1987, no incluirá a un pelotero que jugó junto a John Smoltz en Atlanta.

Pero un gran sentido de familiaridad prevalece en este club de los Bravos en el arranque del 2014, y buscan ansiosamente continuar el éxito de una nueva era que celebraron en septiembre, cuando capturaron el banderín del Este de la Liga Nacional.

Y aunque el futuro luce prometedor para los Bravos, he aquí las más importantes interrogantes que rodean al club en el arranque del 2014:

¿1. ¿Qué deberían esperar de B.J. Upton?

Su terrorífica temporada el año pasado podría haber sido producto de la presión generada por su contrato de cinco años y $75.25 millones o del hecho de jugar por primera vez fuera de la organización de los Rays de Tampa Bay. Cualquiera que sea el caso, el jardinero de 29 años de edad tiene la oportunidad de comenzar desde cero y de producir como se espera de él este 2014.

2. ¿Recuperará Dan Uggla su nivel en Atlanta?

Si los Bravos no canjean a Uggla (y hay razón para pensar que no lo harán), probablemente se reportará a los entrenamientos primaverales proyectado como el segunda base titular. Si podrá mantenerse en ese rol o no dependerá de si es capaz de superar los obstáculos que lo han aquejado en la última temporada y media. Problemas de visión lo llevaron a tener la campaña más miserable de su carrera en 2013.

3. ¿Cumplirá Evan Gattis como receptor titular?

Le tomará tiempo a Gattis familiarizarse con los pitchers y ciertas situaciones en el juego. Pero mientras reemplazó a McCann durante las primeras seis semanas de la campaña del 2013, Gattis desapareció dudas acerca de su habilidad para al menos ser un receptor promedio. Al igual que McCann, nunca va a ganar un Guante de Oro. Pero ha demostrado que posee el juego de piernas y el brazo necesario como para no ser considerado un riesgo detrás del plato.

4. ¿Será la "inexperimentada" rotación de abridores de nueva cuenta un baluarte?

La rotación proyectada de Atlanta no incluye a un pitcher que tenga más de 85 aperturas de por vida. Pero con el progreso de la temporada pasada, Kris Medlen, Mike Minor y el colombiano Julio Teherán demostraron todos ser abridores capaces al frente de la rotación. Si Brandon Beachy se recupera de sus problemas en el codo derecho que lo aquejaron el año pasado, los Bravos contarán con cuatro abridores de calidad. Alex Wood, quien tuvo una efectividad de 0.90 en cinco salidas en agosto, probablemente comenzará la temporada como el quinto abridor.

5. ¿Proveerá Jason Heyward la chispa en la parte alta del lineup?

El manager Fredi González dudó en mover a Heyward al puesto de primer bate. Pero una vez que lo hizo a finales de julio, la maniobra resultó clave para que el equipo ganara 14 juegos de manera seguida. Heyward bateó para .322 con un porcentaje de embasarse de .403 en sus 30 encuentros como primero en el orden.

6. ¿Qué se puede esperar del curazoleño Andrelton Simmons en la caja de bateo?

Desde su llegada a los entrenamientos primaverales en 2013, se sabía que Simmons era uno de los mejores shortstops del juego. Y después de conectar 17 jonrones el año pasado, ahora existe más razón para sentirse optimista acerca de las capacidades ofensivas de este joven campocorto, cuyo poder enmascaró los obstáculos que se encontró mientras trataba de ganar mejor disciplina en la caja de bateo.

7. ¿Llegarán los Bravos de nuevo a la postemporada?

Su intento por repetir el banderín del Este de la Liga Nacional será retado por los Nacionales, quienes reforzaron su poderosa rotación con la adquisición del diestro Doug Fister. Pero con la mayoría de sus peloteros de regreso, los Bravos tienen razón para pensar en continuar el éxito que tuvieron en 2013.