José Fernández. (Jeff Roberson/AP)

JUPITER, Florida, EE.UU. -- Una serie de lesiones durante la última semana de la pretemporada anterior obligó a que los Marlins de Miami incorporaran a José Fernández, derecho cubano de 20 años, a su rotación de abridores.

Este año, no habrá tanto suspenso para el ganador del premio más reciente al Novato del Año.

"El año pasado yo trataba de quedarme en el equipo", dijo Fernández. "Este año creo que ya estoy adentro, así que todo es un poco diferente".

Pese a que nunca antes había lanzado en un nivel superior al de la Liga Estatal de Florida, en Clase A, Fernández maniató a los bateadores de las mayores durante una campaña en que tuvo una foja de 12-6 y una efectividad de 2.19. Quedó tercero en la votación para el trofeo Cy Young.

Fernández y el resto de los lanzadores y receptores de los Marlins se presentaron el domingo en el Roger Dean Stadium para iniciar su pretemporada. El cubano relató que muchas personas le han advertido sobre las dificultades que se enfrentan en el segundo año en las Grandes Ligas.

Sin embargo, no le preocupa dar un paso atrás.

"Escuché eso", dijo Fernández. "Mucha gente me lo ha dicho. No sé, cualquier cosa puede pasar pero, ¡hombre, me siento bien! Me siento realmente bien".

El manager de los Marlins Mike Redmond comparte el optimismo de Fernández.

"Ya conoce la liga, pero simultáneamente él tiene mucho talento y un gran repertorio", dijo Redmond. "No me preocupa que él tenga que adaptarse".

Tras los análisis físicos y reuniones de la mañana, los Marlins saltaron al terreno.

Fernández y el veterano receptor Jarrod Saltalamacchia, el fichaje más destacado de los Marlins entre los agentes libres para la próxima campaña, pasaron buena parte de la última semana conociéndose durante múltiples apariciones públicas.

El domingo, Saltalamacchia fue el cátcher en la sesión de 32 lanzamientos que Fernández realizó en el bullpen.

"Evidentemente, es el primer día y todos están aquí entusiasmados, pero puedo decir que está afilado con sus pitcheos. Normalmente, la gente requiere más años para llegar a eso", dijo Saltalamacchia.

La meta principal para el cátcher es conocer a los probables integrantes de la rotación de abridores, ninguno de los cuales tendría más de 29 años.

"Tuve la oportunidad de conocer un poco a Salti, y puedo ver que será tremendo", dijo Fernández. "Veo que nos vamos a divertir mucho. Vamos a disfrutar mucho esto".

Fernández encabezará una rotación que incluiría al venezolano Henderson Álvarez, de 23 años, y a Nathan Eovaldi, de 24. Una buena pretemporada abriría también un sitio a Jacob Turner, de 22 años, mientras que otros jóvenes, como Kevin Slowey y Tom Koehler, pujarían por el quinto puesto.