Francisco Lindor. (Paul Sancya/AP)

GOODYEAR, Arizona - Francisco Lindor entiende que hay un proceso de desarrollo para los peloteros, pero eso no ha mermado sus anhelos. Al preguntársele cuándo espera llegar a Grandes Ligas, el boricua, considerado el mejor prospecto de los Indios de Cleveland, no demoró en responder.

"Lo más pronto posible", dijo Lindor.

Al enterarse del comentario de Lindor, el capataz de la Tribu, Terry Francona, sonrió.

"Me alegro", manifestó el piloto.

Nada de eso significa que Cleveland tiene intenciones de ascender a Lindor, de 20 años de edad, antes de que se le considere listo. Lindor, quien fue seleccionado por Cleveland en la primera ronda del draft amateur del 2011, avanzó hasta Doble-A Akron el año pasado, pero disputó apenas 21 compromisos en ese nivel antes de que una lesión en la espalda lo obligara a ponerle fin a su temporada en agosto.

Es probable que Lindor comience la temporada en Doble-A, pero su promoción a Triple-A no estaría muy lejos. Francona está convencido que Lindor está listo para el Gran Carpa en cuanto a la defensa se refiere, pero a la vez sabe que el torpedero necesita pulir otros aspectos de su juego.

"Su manera de jugar determinará cuándo llegue a Grandes Ligas", dijo Francona. "Todo el mundo quiere subir a Grandes Ligas ya mismo - eso es un hecho - pero existe una progresión y hay cosas por las que tienes que pasar y ajustes que tienes que hacer en el camino.

"No me cabe duda que su defensa estaría a la altura…Pero también quieres ascenderlo cuando demuestre que es capaz de rendir al bate. Si lo subes demasiado pronto, no le permites desarrollarse. Lo que haces es aporrearlo".

Lindor, quien está participando en los entrenamientos del equipo grande por primera vez este año, registró un promedio de .303 con un porcentaje de embasarse de .380 y slugging de .407 en 104 compromisos de liga menor en el 2013. Conectó dos jonrones, 22 dobles, siete triples, remolcó 34 carreras, se robó 25 bases y anotó 65 carreras. El puertorriqueño terminó el año con más boletos (49) que ponches (46).

En cuanto a la lesión de la espalda se refiere, Lindor dijo que lo único que necesitó fue descanso.

"No era nada grave", dijo Lindor. "Eventualmente, le puse fin a mi temporada, pero gracias a Dios fue al final, en las últimas dos semanas de la campaña. Ahora mismo me siento bien. Sabía que iba a estar bien".

Durante la primera semana de los entrenamientos, Lindor ha compartido con el campocorto venezolano Asdrúbal Cabrera y los demás infielders de los Indios, entre ellos el intermedista Jason Kipnis. Lindor dice que está tratando de usar su tiempo con el equipo grande para aprender lo más posible antes de regresar al campamento de liga menor.

"Estoy tratando de aprender todo lo que ellos saben", dijo Lindor. "Están en Grandes Ligas por algo. Obviamente pasaron por lo que yo estoy pasando y lo han conseguido todo. Están en Grandes Ligas y han sido convocados al Juego de Estrellas, así que puedo aprender mucho de lo que dicen".