Alexander Guerrero

GLENDALE, Arizona -- El manager de los Dodgers, Don Mattingly -- quien busca llenar el vacío en la intermedia -- no ve la hora de que comience la Liga del Cactus.

En octubre Los Angeles firmó por cuatro años y US$28 millones al cubano Alexander Guerrero con las esperanzas de que fuera el segunda base titular. Pero una molestia en una corva le impidió al ex torpedero jugar en la intermedia durante la pelota invernal, y ahora se ha puesto en duda su capacidad de cambiar de posición.

Mattingly deberá verlo en acción durante un partido para estar seguro.

"Honestamente, es difícil llegar a una conclusión", dijo el piloto. "Alex ha hecho todo lo que le hemos pedido. Este muchacho no ha dejado de trabajar. Pero no podremos ver qué clase de jugador es hasta que comiencen estos encuentros y tenga algunos turnos al bate. Así que ese es el objetivo, tenerlo en el terreno el mayor tiempo posible".

A Guerrero solamente le llegaron dos jugadas en el juego interescuadras de los Dodgers, incluyendo una doble matanza con su compatriota Yasiel Puig corriendo desde la primera base.

"Por un buen tiempo hemos planeado tenerlo como nuestro segunda base; nuestros escuchas internacionales creen que lo puede hacer", señaló Mattingly. "Pero también estamos conscientes de que tiene muchas tareas por hacer. Tendrá que acoplarse a un país nuevo, una nueva posición y nuevos compañeros. Seremos pacientes con él, pero pensamos que lo puede hacer".