Marco Scutaro. (Marcio Jose Sanchez/AP)

SCOTTSDALE, Arizona - Siendo realista acerca de la condición de su espalda baja, el segunda base Marco Scutaro no se atrevió a especular el miércoles si estaría listo para ver acción en el Juego Inaugural de los Gigantes el 31 de marzo en Arizona.

El venezolano tomó práctica de bateo por primera vez esta primavera y participó en ejercicios de fildeo. Pero después de completar su práctica y su tratamiento diario, el infielder de 38 años de edad hizo una valoración de su estado físico.

"No quiero decir nada ahora mismo", respondió Scutaro cuando se le preguntó si estaría listo para abrir la campaña con los Gigantes. "Las lesiones en la espalda son engañosas. En este momento te puedo decir que me siento bien pero mañana al despertarme no podría ni caminar. Prefiero valorar esto día a día y ver cómo me siento más adelante".

Los reemplazos potenciales de Scutaro incluyen a los dominicanos Joaquín Arias y Tony Abreu, Brandon Hicks y Nick Noonan.

Para poder arrancar la temporada con los Gigantes, Scutaro deberá probar que puede jugar en días consecutivos, algo que hasta ahora luce poco probable.

"Creo que no estoy en el punto en el que quisiera estar", reconoció Scutaro. "Quiero sentir que puedo jugar hoy y luego volver a saltar al terreno al día siguiente. ...Puedo jugar ahora mismo sin dolor. Pero al día siguiente las cosas empeorarán".

A dos semanas de que culmine la pretemporada, las molestias de Scutaro en la espalda baja tendrían que mermar considerablemente para que pueda evitar comenzar la campaña en la lista de incapacitados.