Juan Lagares. (AP)

NUEVA YORK - Entre los puntos luminosos de la derrota de los Mets ante los Nacionales en el Día Inaugural estuvo la actuación ofensiva del jardinero dominicano Juan Lagares, a quien el club ha exhortado a mejorar al bate si ha de permanecer con el equipo grande.

Lagares se destacó con el guante en 121 partidos en el 2013, su primera campaña como ligamayorista. Pero a la vez que deleitó a la fanaticada con atrapadas espectaculares y encabezó a los guardabosques centrales de Grandes Ligas con 14 asistencias defensivas (sumó 15 asistencias en total para establecer un récord de la franquicia por un novato), bateó para apenas .242 con cuatro vuelacercas, 34 remolcadas y porcentaje de embasarse de .281.

Por su parte, los Mets han dicho que no están dispuestos a sacrificar producción ofensiva por más impresionante que sea la defensa de Lagares, quien según las métricas avanzadas salvó 28 carreras por Nueva York la temporada pasada.

Consciente del reto que enfrenta, el quisqueyano se fue de 4-2 con jonrón, sencillo y un boleto el lunes. "Para cualquiera es importante tener el comienzo que tuve", dijo Lagares. "Cuando me den la oportunidad, voy a tratar de dar lo mejor de mí y aprovecharla al máximo".

Aunque se trata de apenas un partido, el capataz de los Mets, Terry Collins, considera que dicho desempeño le augura cosas buenas a Lagares para esta temporada.

"Va a ser grande para Juan", dijo Collins después del juego. "Luchó el año pasado para corregir algunas cosas. Tomemos como ejemplo el último turno al bate que tuvo hoy. Trabajó el conteo contra el pitcher zurdo, negoció el boleto y no se salió de la zona de strike ni tampoco la amplió.

"Si hace las cosas así, va a ser un bateador bastante bueno. Y con su defensa, tiene la oportunidad de llegar a ser muy buen pelotero".

Durante el invierno, Lagares vio acción por las Águilas Cibaeñas en la pelota invernal de la República Dominicana con el fin de mejorar con el madero. "Fui a trabajar un poquito más la zona de strike…y a tratar de jugar el juego como siempre lo he jugado, duro y agresivo", manifestó el oriundo de Constanza.

Lagares, de 25 años de edad, bateó para .293 en 19 compromisos y 58 turnos al bate en la Liga de la Toronja. La competencia entre él y el veloz Eric Young Jr. por tiempo de juego se ha extendido a la temporada regular, ya que ambos hicieron el equipo grande pero no tienen papeles definidos. Young encabezó a los Mets con 46 bases robadas en el 2013 y muchos lo consideran la única opción obvia que tiene el equipo para el puesto de primer bate.

De no mejorar al bate como los Mets esperan, Lagares probablemente sea enviado a Triple-A Las Vegas para que juegue a diario y se siga puliendo.

Por su parte, el gerente general de los Mets, Sandy Alderson, no tiene inconveniente con que haya opciones de más en los jardines, donde Curtis Granderson y Chris Young, agente libres que firmaron con el club durante la temporada baja, ocupan puestos titulares.

"Me siento muy a gusto con respecto a nuestros jardines", dijo el ejecutivo. "El hecho de que tengamos que buscar la forma de incluir a más jugadores buenos en nuestra alineación es un 'problema' que hace tiempo no teníamos. Definitivamente no había sido así en los jardines. Contar con un grupo sólido que le hace las cosas más difíciles a Terry, creo yo, es algo positivo".