Josmil Pinto. (AP)

El prospecto venezolano de los Mellizos, Josmil Pinto, tiene mucha habilidad como bateador. También es receptor. Su defensa está mejorando. Entre más esté expuesto a coaches buenos y mentores sólidos, mejor será su mecánica detrás del plato.

Pinto aún no había cumplido los 17 años cuando firmó con Minnesota en febrero del 2006. Lenta y metódicamente ha ascendido por el sistema y se encuentra en su noveno año con la organización.

Esta temporada, las cosas son distintas para el cátcher de 25 años, quien forma parte del roster de 25 jugadores de Minnesota y se ha hecho sentir con el madero. Como era el caso cuando comenzó su carrera, su defensa es una obra en progreso.

Pinto mide cinco pies y 11 pulgadas y pesa 210 libras. Su peso refleja su esfuerzo por perder 30 libras -- quizás más - desde que firmó con Minnesota. Demuestra también la dedicación de Pinto a la hora de mejorar su agilidad y el trabajo de los pies en la receptoría.

El oriundo de Valencia comenzó su carrera profesional como novato en la Liga de Verano de Venezuela, en la cual vio acción por un equipo compartido entre los Mellizos y los Azulejos. En 224 presentaciones en el plato, tuvo 49 hits, incluyendo siete dobles, un triple y tres jonrones para un promedio de .251.

Pinto jugó en a nivel de Liga de Novato durante las próximas tres temporadas. Se comenzó a destacar en el 2010 por Clase A Beloit en la Liga del Medio Oeste a sus 21 años de edad. No vino a encenderse al bate hasta el 2012, cuando registró un promedio combinado de .295 por Clase A Fort Myers y Doble-A Nueva Bretaña. Esa temporada, conectó 14 cuadrangulares y produjo 60 carreras en 445 al el plato. Entre sus hits hubo 26 dobles y tres triples.

Pinto militó por Doble-A Nueva Bretaña y Triple-A Rochester en el 2013, campaña en la que tuvo un promedio combinado de .309. Sus dobles aumentaron a 32 y sus jonrones a 15. Los escuchas y los Mellizos comenzaron a notar su poder y su habilidad para hacer contacto. Pinto se ponchó apenas 83 veces el año pasado y negoció 66 boletos - una proporción estupenda en 528 presentaciones en el plato.

Dada su mejoría al bate, Minnesota decidió incluir a Pinto en su roster de 40 jugadores para protegerlo del draft de la Regla 5 en diciembre.

Tras un lento comienzo a su carrera, el fornido Pinto bateó por encima de .300 en el 2013 tanto contra los lanzadores zurdos como los derechos. De hecho, su promedio contra los diestros fue de .317.

Cuando observé a Pinto durante la pretemporada, como bateador derecho, su tendencia era jalar la bola. Creo que a medida que pase el tiempo, comenzará a esperar más y a utilizar todo el terreno - especialmente el jardín central.

A Pinto no hay quién lo engañe cuando está al bate. Es lo suficientemente agresivo y posee la habilidad para ver muchos pitcheos. También sabe elegir los que puede mandar lejos. Es muy difícil intimidarlo cuando tiene un bate en la mano.

En cuanto a la defensa se refiere, creo que el mayor reto para Pinto sigue siendo bloquear las bolas por el suelo. Su mecánica incluye una transición rápida de su flexión a su posición para tirar. Tiene un brazo fuerte y preciso, lo cual hace el juego de pies su mayor reto. En su carrera de liga menor, sacó al 33% de los corredores que intentaron robarle base.

Pinto fue convocado al equipo grande de Minnesota en el 2013 a sus 24 años de edad. Ahora, unos meses después, es un integrante viable del roster de 25 jugadores de los Mellizos que está acumulando turnos al bate y jugando una defensa sólida.

El reto de Pinto consistirá en aprender a guiar a sus pitchers durante nueve innings sin perder la ofensiva que llamó la atención a su club. De conseguirlo, podría convertirse en una pieza clave de un equipo de Minnesota que seguirá buscando la manera de anotar carreras en un estadio - el Target Field - que favorece a los lanzadores.