Xander Bogaerts. (AP)

BOSTON - Ante la contratación del torpedero Stephen Drew, quien firmó con los Medias Rojas por un año el martes, el curazoleño Xander Bogaerts representa una de las mayores interrogantes del equipo ahora mismo.

Tras fungir como campocorto titular del Boston en 41 de los primeros 44 juegos de Boston esta temporada, el rol de Bogaerts de ahora en adelante dependerá de varios factores.

"Es probable que sea trasladado a la tercera base, especialmente ante abridores derechos. También va a depender de quién esté en el equipo y cómo luzca el roster cuando regrese Stephen", dijo el manager de los Medias Rojas, John Farrell. "No estoy insinuando que habrá otro movimiento. Ponemos la mejor combinación en el terreno para ganar esa noche.

"No voy a afirmar que Xander sólo estará en el campo corto cuando el abridor contrario sea zurdo, pero eso va a depender también de los demás jugadores que estén aquí".

Bogaerts y Drew han jugado uno al lado del otro en el cuadro interior. Bogaerts fue el antesalista titular de Boston para los últimos ocho juegos de la postemporada del 2013, empezando con el Juego 5 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

"Va a haber algo de repetición para que se vuelva a acostumbrar a la tercera base y ésa fue una de las cosas de las que hablamos", dijo Farrell. "Tenemos algo de tiempo para trabajar en eso para que cuando Stephen vuelva, podamos trasladar (a Bogaerts a la antesala).

"Aún lo consideramos un buen atleta. Habrá una diferencia en los ángulos, en lo largo de los rodados y el salto de la bola en ciertas jugadas, pero creemos que lo va a poder manejar".

Es fácil suponer que la noticia desanimará a Bogaerts, pero Farrell cree que el pelotero de 21 años de edad tomará el cambio con calma.

"No, para nada, porque va a seguir jugando a diario. Más bien era cuestión de dejar en claro nuestros motivos para traer de regreso a Stephen y nuestros planes a corto y largo plazo", dijo Farrell. "Xander ve las cosas de manera lógica y era muy importante que entendiera todo y que no se preocupará por el futuro".

Bogaerts tomó la noticia con calma.

"Lo hice el año pasado, así que no creo que sea un gran problema", dijo el arubeño. "Lo único es que tienes que trabajar en la posición que vayas a jugar lo más que puedas".

Bogaerts está bateando para .270 con dos jonrones y siete remolcadas. He cometido seis errores defensivos este año, incluyendo dos el martes en el inicio de la serie de Boston ante Toronto.

"Aun consideramos a Xander un campocorto", dijo Farrell. "Eso se le dejó claro a Xander. Esto no debe cambiar en su mente nuestro plan a largo plazo para él. Xander sigue siendo un jugador joven y un torpedero joven de mucha promesa".

El joven está de acuerdo.

"Definitivamente me veo como torpedero. Sigo diciendo eso todos los días", dijo Bogaerts. "Pero me supongo que ahora estaré del otro lado".

Por su parte, el compañero de Bogaerts, David Ortiz, no está preocupado por la manera en que el infielder vaya a manejar la situación.

"Bogaerts va a lucirse de una manera u otra", dijo el dominicano. "Definitivamente va a seguir jugando. Seguirá trabajando duro y estará listo".