Jenrry Mejía (AP)

FILADELFIA - Cuando el manager de los Mets, Terry Collins, le dio a Jenrry Mejía la responsabilidad del noveno inning, lo hizo con un poco de reservación. Hasta que el dominicano podía demostrar su habilidad de lanzar en juegos consecutivos, y hasta tres al hilo, Collins no iba nombrarlo cerrador de manera oficial.

Con dos semanas de "audición", Mejía ha superado la mayoría de las pruebas. Después de tirar en cada uno de los dos partidos de una doble-cartelera el domingo, el derecho volvió para lanzar dos innings en blanco ante los Piratas.

"Pensé que (el martes) fue un ejemplo perfecto de un muchacho que ha dicho, 'Hey, haré lo que tenga que hacer para ayudar a este equipo'", expresó Collins. "El muchacho simplemente dijo, 'Dame la bola', y eso es bastante impresionante. Él se va a adaptar a esto de una manera bastante fácil".

Desde que los Mets trasladaron de manera oficial a Mejía al rol de taponero, el derecho ha permitido una sola carrera inmerecida en 8.0 entradas, ponchando a siete bateadores y dando tres bases por bolas.

Pero el equipo de Nueva York ya anticipaba un éxito de Mejía en su transición de la rotación abridora al bullpen. Lo que no era seguro era la durabilidad del quisqueyano. El mismo lanzador aumentó esas preocupaciones al expresar su miedo de sostener una lesión en el brazo si tiraba demasiado en relevo.

Si Mejía aún guarda esos temores, ya no los expresa públicamente. Lanzar tan frecuentemente y con tanta eficaz como lo ha hecho el dominicano últimamente le ha dado una nueva confianza, hasta el punto de que tanto él como Collins cree que está listo para tratar de tirar en tres juegos consecutivos.

"Ahora estoy listo para cualquier situación que surja", dijo Mejía. "Estoy listo para todo".

Luego de empezar el 2014 con efectividad de 5.06 en siete aperturas, Mejía lleva 0.00 en ocho presentaciones y 9.1 entradas como relevista. Ha salvado cuatro juegos en igual número de oportunidades.