Rafael Furcal. (Lynne Sladky/AP)

MIAMI -- Marginado más de un año por lesiones, el dominicano Rafael Furcal estaba el viernes en el orden al bate de los Marlins de Miami por primera vez en la temporada.

Y ahora que el segunda base está saludable, el manager Mike Redmond tiene pensado que juegue a diario.

Furcal, de 36 años, se perdió todo el 2013 debido a una lesión en el codo, y permaneció inactivo los primeros dos meses y medio de esta campaña debido a lesiones en la ingle y en el tendón de la corva. El viernes salió de la lista de lesionados por 60 días antes del partido frente a los Piratas de Pittsburgh, en el que estaba primero al bate.

El pelotero pasó casi dos meses rehabilitándose en las ligas menores, período que tuvo que interrumpir en dos ocasiones al agravarse sus lesiones.

"Estoy emocionado de estar aquí", afirmó el tres veces participante en el Juego de Estrellas. "Creo que jugué en las ligas menores más que todo lo que lo había hecho en mi carrera".

Antes de que comenzara esta campaña, los Marlins contrataron a Furcal por un año y tres millones de dólares. A pesar de las dudas sobre qué tanto tiempo más podrá estar activo, Redmond no planea mimarlo.

"Ha jugado en muchos partidos grandes, y representa estabilidad", dijo Redmond. "Uno sabe lo que va a obtener de él. Espero que se siga sintiendo bien y que sus problemas de salud hayan quedado atrás y que podamos obtener mucho de él en estos próximos meses".

Furcal tiene 314 robos en su carrera y dijo que está listo a correr a toda velocidad, incluso en las bases.

"En mis últimos cuatro partidos de rehabilitación me robé cuatro bases", afirmó. "Me siento bastante bien. Si vas a robarte una base tienes que ir a toda velocidad".

Con Furcal primero en el orden al bate, Christian Yelich descendió al segundo sitio por los Marlins, que comenzaron el fin de semana en segundo lugar de carreras de la Liga Nacional. Para disminuir la presión sobre el codo de Furcal, estará en la intermedia después de que casi toda su carrera fue torpedero.

Furcal ingresó a las Grandes Ligas en 2000 y ha estado en nueve equipos que llegaron a la postemporada, entre ellos los Cardenales de San Luis que ganaron la Serie Mundial en 2011.