Jon Daniels, gerente general de los Rangers. (AP)

OAKLAND - A seis semanas de la fecha límite del 31 de julio para hacer cambios sin que los jugadores pasen por la lista de waivers, el gerente general de los Rangers, Jon Daniels, no tiene prisa para decidir qué hacer.

Sin embargo, el ejecutivo dejó en claro que Texas no pondera ser un "vendedor" por el momento.

"Ahora mismo, estamos con la mentalidad de dejar que el equipo juegue antes de tomar alguna decisión acerca de lo que haremos", dijo Daniels. "Con las lesiones y otras cosas, necesitaríamos algo de ayuda, pero al mismo tiempo, el equipo está comenzando a tomar forma así que vamos a usar este tiempo para observar y evaluar".

Las lesiones han sido de bastante impacto en la temporada de los Rangers, pero los equipos que "venden" en la fecha límite de cambios normalmente tienen grandes programas de reconstrucción en la mira. Aun si Texas no logra mantenerse en la pelea en esta temporada, la organización espera ser contendiente en el 2015 con el regreso de jugadores como Prince Fielder y otros que vuelvan de sus lesiones.

"Si no nos creyéramos capaces de ser buenos la próxima campaña, lo veríamos diferente", dijo Daniels. "Pero lo primer es que no vamos a darnos por vencidos en esta temporada. Tenemos lesiones, pero aún estamos en .500. Algunos clubes se han separado (de los demás) en ambas ligas, pero más allá de eso está abierto todo".

Ahora bien, eso tampoco significa que los Rangers vayan a ser "compradores" este julio, después de ceder tanto talento de liga menor los últimos cuatro años al agregar a jugadores en julio y agosto para competir.

"Me gustaría ver (al equipo) acomodarse y jugar todos juntos un poco", expresó Daniels. "No es nuestro estilo darnos por vencidos en una temporada. Nos gusta tratar de ir con todo cuando hay posibilidades, pero hay que ser realista también".

Los Rangers llegaron al martes con marca de 35-35, a 7.0 juegos de la cima del Oeste de la Liga Americana y a 2.5 del segundo comodín del Joven Circuito.