Brian Cashman.

NUEVA YORK - Aunque no lo ha dicho claramente, es obvio que el gerente general de los Yankees, Brian Cashman, no considera que su equipo sea capaz de pelear por su título de Serie Mundial número 28 con las piezas que tiene ahora mismo.

En enero, los Bombarderos hicieron una inversión acertada al darle US$175 millones al diestro japonés Masahiro Tanaka, quien lleva marca de 11-1 con efectividad de 1.99 en esta temporada. Los Yankees tienen foja de 12-2 en sus 14 aperturas.

El resto de los abridores del club tiene marca colectiva de 18-20. La foja de Nueva York en partidos en los que Tanaka ha salido sin decisión u otro pitcher ha sido el abridor es de 27-32.

"Ha sido una gran adición", dijo Cashman acerca de Tanaka. "Obviamente nos estamos beneficiando bastante de su desempeño mientras algunos muchachos están fuera por lesiones y otros han tenido malas actuaciones".

Por eso es justo que Cashman esté evaluando el mercado en busca de un cambio que pudiera ayudar al equipo. Al ejecutivo se le preguntó directamente si los Yankees son capaces de ganar una Serie Mundial tal y como están conformados ahora mismo.

"Creo que debe haber una mejoría interna y que puedo apresurar el proceso si a la vez consigo ayuda de fuera", dijo Cashman." "Normalmente hacemos movimientos todos los años, así que anticipo que ése vuelva a ser el caso".

La respuesta de Cashman no satisface la pregunta.

"Creo que hay que dejar que las cosas se desarrollen y ver qué pasa", agregó Cashman. "No voy a hacer un movimiento simplemente por hacerlo. En 1998 tuve un equipo que ganó 125 juegos y perdió apenas 50 veces. Ese ha sido uno de los mejores equipos de todos los tiempos y no era una escuadra perfecta. Siempre hay que buscar oportunidades de mejorar y aun si llegas hasta lo último en la postemporada, ves algunas debilidades".

Por lo general, la ofensiva de los Yankees ha lucido anémica y las adquisiciones de lujo no han rendido como acostumbran. El receptor Brian McCann, cuyo promedio de por vida es de .274, produjo cinco carreras el miércoles, pero llegó al viernes con promedio de .223, ocho jonrones y 33 remolcadas. Por otro lado, tras irse de 3-1 el jueves con dos carreras empujadas, el guardabosque Carlos Beltrán, batea para .221 con seis cuadrangulares y 20 carreras producidas. El boricua estuvo fuera de acción un tiempo por dolores en el codo derecho.

Con excepción de Tanaka y Hiroki Kuroda, la rotación neoyorquina se ha visto diezmada. Cashman pronostica que lo antes que podrían volver CC Sabathia y el dominicano Michael Pineda sería a principios de agosto. Por otro lado, el quisqueyano Iván Nova probablemente no vuelva a la acción sino hasta finales de la próxima temporada tras someterse a una cirugía Tommy John .

Los reemplazos - David Phelps, Vidal Nuño y Chase Whitley - han dado la talla en algunas ocasiones y en otras no.

"Algunos muchachos están haciendo una labor admirable con las oportunidades que se les ha dado, mientras que otros obviamente han tenido algo de dificultades", dijo Cashman. "Esperamos recuperar a CC y a Pineda cuando estén listos. Mientras tanto, siempre estamos abiertos a las oportunidades que se puedan presentar. Habrá jugadores que estarán disponibles en el mercado de cambios y determinaremos si será posible adquirirlos".

Cashman no puede hablar acerca de los jugadores de otros equipos que posiblemente tenga en la mira, pero hay clubes a quienes no les va muy bien y que tienen piezas que podrían ayudar a los Yankees.

En las filas de los Padres están el ex pitcher de Nueva York, Ian Kennedy, además del antesalista Chase Headley, quien se encuentra en el último año de su contrato pero batea apenas .200 con seis bambinazos y 23 impulsadas. En cuanto a la defensa se refiere, Headley representa una mejor opción para la tercera base que cualquier infielder en el roster de los Yankees ahora mismo. Pero su bate no sería de gran impacto, a pesar de que en el 2012 registró promedio de .286 con 31 bambinazos y 115 remolcadas.

Los D-backs tienen al intermedista Aaron Hill y el zurdo mexicano Oliver Pérez. Hill se encuentra en medio de un contrato de tres años y US$35 millones, mientras que a Pérez le queda un año más después de éste valorado en US$2.5 millones. Arizona también cuenta con el abridor diestro Trevor Cahill, quien se encuentra en ligas menores tras una temporada desastrosa en Grandes Ligas en el 2013. Los D-backs le deben aproximadamente US$17 millones para el resto de esta temporada y la próxima, más una indemnización si no ejercen la opción del club para el 2016.

Por otro lado están los abridores de los Cachorros, Jeff Samardzija y Jason Hammel. Samardzija, que viene con un precio de US$5.35 millones, estará elegible para el arbitraje la próxima temporada y podrá convertirse en agente libre después de la siguiente. Hammel, a quien se le debe US$6 millones, será agente libre después de esta campaña. Es casi seguro que ambos sean canjeados antes del 31 de julio, la fecha límite para cambiar a los jugadores sin que tengan que pasar por la lista de waivers.

Lo que está por verse es si los Yankees tienen material para dar a cambio. El jugador más codiciado del club es el diestro Dellín Betances, de 23 años de edad, quien llegó al viernes con 70 ponches en 41.2 innings de labor.

Quizás Cashman no quiera desprenderse de un pitcher que se perfila como cerrador para tratar de coronarse este año. Pero estamos hablando de los Yankees, un equipo que siempre está bajo presión desde arriba para ganar ahora mismo.

"No quisiera esperar", dijo Cashman acerca de hacer un cambio. "Pero normalmente, entre más pronto hagas el movimiento, más alto es el precio. Se trata de un baile que tienes que hacer a diario. Incluyes a tus jefes en el proceso y miras a ver a dónde te lleva. No es posible abarcar todo, pero definitivamente voy a tratar de mejorar el club lo más que pueda.

"Eso es lo que (el dueño principal del club) Hal Steinbrenner siempre quiere y ordena. Yo simplemente digo que tenemos que dejar que las cosas se desenvuelvan. Lograremos algo o moriremos en el intento".